Introducción a la filosofía budista por Darin McNabb (La Fonda Filosófica)

Introducción en video a la filosofía budista, sencilla, amena y rigurosa.

No os  perdáis esta lista de reproducción, hay mucha sabiduría en esa tradición milenaria y el autor de los videos, Darin McNabb,  lo transmite de forma extraordinaria:

Si os ha parecido interesante os recomiendo, mucho, que os paséis por la web de Darin McNabb, La Fonda Filosófica, para disfrutar de sus video aproximaciones a la filosofía de múltiples autores y corrientes de pensamiento.

Tres interesantes reflexiones de Platón plenamente vigentes en el siglo XXI

 
Con motivo de la aparición de la colección Grandes Pensadores de la editorial Gredos llevo varias semanas buceando entre todos los diálogos de Platón y las más de 1.300 páginas ya leídas, y quedan unas cuantas de textos tan brutalmente hermosos como La República, están llenas de reflexiones poderosas, a continuación os comparto algunas de ellas:
 
Leer a Platón casi 2.500 años después de que viviera sigue siendo una experiencia profundamente educativa, enriquecedora y en cierta forma incluso diría que mágica.
 
Por suerte o por desgracia, en algunos casos, las ideas y los análisis de Platón siguen estando plenamente vigentes a día de hoy y es sorprendente encontrar formulaciones complejas sobre la realidad totalmente adecuadas a lo que vemos y experimentamos día a día tanto en el plano individual como colectivo.
 
Si tuviera que quedarme con algunos conceptos de Platón que en esta lectura a los 34 años han llamado especialmente mi atención o que me han producido una sensación más ardiente podría señalar, a vuelapluma los tres siguientes:
 
1.- El intelectualismo moral socrático. La idea, que hasta cierto punto comparto, de que sólo puede ser “bueno” el que tiene conocimiento y que la raíz del mal está en la ignorancia me parece muy sugestiva e interesante. Probablemente visto desde el siglo XXI no se pueda afrontar de esta manera un poco simplista y se reivindique el papel de la “voluntad” en el obrar humano pero si se lleva al extremo la teoría parece muy lógica y cierta por cuanto muchos de los que piensan que están obrando bien, por ejemplo, buscando su provecho personal en realidad lo hacen mal ya que esta actitud egoísta —y la ciencia viene a apuntar en esa dirección con estudios sobre el altruismo y la colaboración en los últimos años— es perjudicial incluso para ellos a medio y largo plazo.  Para mi, tras leer a Platón, el conocimiento no es condición suficiente, ya que desde términos de nuestro tiempo estimo que alguién con mucho conocimiento incluso llevándolo al extremo platónico de conocer “el bien” podría llegar a actuar mal en contra voluntariamente de su saber, sin embargo sí creo que es fundamental para poder actuar plenamente bien contar con conocimiento ya que pese a que nuestra voluntad sea buena si no obramos con conocimiento muy probablemente no llegaremos a hacer el bien, un ejemplo muy sencillo, un médico que tenga la mejor de las voluntades necesita del conocimiento para poder curar a su paciente. El conocimiento es clave y si ese conocimiento más allá de una mera “técnica” implica la “sabiduría”, sin duda, creo que nos hará si no siempre buenos sí al menos mucho “mejores”.
 
2.- La controversia con los sofistas, que me ha parecido fascinante como persona muy implicada, aunque fundamentalmente en tareas más de comunicación, marketing y “planificación estratégica” que en el día día o en la parte más académica –aunque también imparta puntualmente clases– , en un master que forma a consultores políticos. Me parece una reflexión muy acertada la que hace Platón sobre los “peligros” de enseñar a determinadas personas a persuadir a las masas en un sentido o en otro sin que esos “maestros” o esas personas que aprenden tengan un conocimiento claro de qué es el bien. Pero por otra parte también comprendo claramente el discurso de Gorgias que afirma que la retórica es algo que se enseña y que como conocimiento no es en sí ni bueno ni malo y que esto dependerá de los “alumnos” y lo que hagan con ese conocimiento (que ya no es responsabilidad suya) y que estima que los que acuden a él ya han debido aprender sobre la “bondad” en otros ámbitos. La comparación, de nuevo con el médico, un cirujano que aprenda muy bien a cortar con el bisturí puede ser un asesino implacable de la misma forma que salva, con esa misma técnica aprendida, muchas vidas.
 
En mi humilde opinión, la afirmación ciertamente más relativistas de Gorgias y la más extendida en nuestro tiempo tiene una base importante, más cuando estamos en una época de compartimentación exacerbada de los saberes. Entiendo que no se le puede pedir directamente a un profesor de estas materias, y de ninguna, que valore la capacidad moral o de sabiduría general de sus alumnos porque las técnicas en sí pueden servir igual a Goebbels que a Gandhi.  No obstante, entendiendo desde el siglo XXI esta defensa de Gorgias de su profesión, sí creo que Platón planteaba una necesidad muy real por cuanto tenemos en los cuadros políticos de este país, y de otros muchos, una gran cantidad de gente que no está, ni de lejos, suficientemente cualificada para servir a la sociedad —incluso aquellos que son buenos en la oratoria y saben convencer en muchas ocasiones carecen de una base sólida de conocimiento y sabiduría— Sería muy conveniente que los políticos fueran personas más cultas y mucho más sabias —aunque entonces muy probablemente no decidirían ser políticos, me temo… — pero también que la sociedad en su conjunto, porque creo que de ahí parte la deficiencia, tuviera una educación infinitamente mejor que además, como reivindica claramente Platón, que no estuviera basada sólo en el conocimiento “técnico” para la productividad —y yo soy  de los que defienden también claramente esta necesidad, más en un país como España— sino en valores profundos y en una sabiduría que les forme no sólo en ser útiles sino en ser buenos, con la dificultad de una sociedad donde el concepto de “bueno” puede tener miles de interpretaciones. Sin duda, coincido plenamente con Platón en reivindicar que la Educación es la clave de todo.
 
3.– Y por último, para no hacer este post innecesariamente largo… me parece también muy importante, en una sociedad como la actual que se basa en el tener la reivindicación que Platón hace del “ser” en un tiempo que ha invertido el orden lógico de las cosas, en todo caso “ser” para después “tener”:
 
“No sale de las riquezas la virtud para los hombres, sino de la virtud, las riquezas y todos los otros bienes, tanto los privados como los públicos.” (Del diálogo “Apología de Sócrates”)

8 Filósofos, una interesante introducción alternativa al pensamiento occidental

Muy recomendable: una serie de conferencias muy iluminadoras sobre filosofía (en especial sobre filosofía “de los márgenes”) organizadas en la Facultad Libre de Rosario  :

 

“8 filósofos” es una breve historia de la filosofía desde los presocráticos hasta los filósofos de la Biopolítica, pasando por Spinoza, Marx y Nietszche.  Es breve, pero intensa:

Mi dieta Informativa digital: recomendaciones personales para alimentar bien el cerebro

A raíz de las recomendaciones de la OMS sobre el consumo de carne, que han levantado una gran polémica esta semana, y la necesidad de mantener una dieta saludable he decidido que era un buen momento para dar cumplida respuesta a algo que muchos amigos y colegas llevan años demandándome por su “asombro”, que a mi no me parece sino extraño, ante la gran cantidad de información relevante sobre distintos ámbitos que suelo manejar y recomendar.

Somos lo que leemos

No me cabe ninguna duda de que al menos tan importante como aquello que bebemos y comemos son los inputs de conocimiento que llegan a nuestro cerebro, hoy dejando aparte libros, películas, documentales, charlas, eventos, conversaciones… quiero centrarme solamente en un pequeño apartado de toda esa información que configura nuestra relación con el mundo y daros algunos apuntes sobre mi “dieta informativa” digital. Lo haré también, o al menos lo intentaré, de forma breve, listando las principales fuentes y herramientas e invitándoos a que experimentéis y comprobéis por vosotros mismos si tienen alguna utilidad o no para expandir vuestra realidad (no a todos nos gustan los mismos alimentos ni nos interesan las mismas cosas)

 

  • Newsletter y boletines por correo electrónico: 

    • The Economist Expresso: Es seguramente lo primero que leo cada mañana en torno a las siete, o un poco antes, y es una manera excelente de tener un buen resumen del panorama mundial antes incluso de levantarse de la cama. Es de pago y entra con la suscripción a The Economist (de la que hablaré más adelante) Está en formato APP también pero la verdad es que me es más cómodo normalmente leerla directamente en el correo.
    • Quartz: Muy similar al anterior, quizá con algo menos de profundidad, y gratuito. Un “must have” si quieres estar informado a primera hora de la mañana de diversos temas con una perspectiva global.
      • Otros dos muy diferentes pero también de obligada lectura diaria para mi son las recopilaciones de:
    • Medium Daily Digest
    • Nuzzle News Digest

Aparte recibo otros muchos boletines de periódicos o de revistas o portales digitales como El despertador de El Español (medio del que soy humilde accionista) otros de periódicos…, semanalmente el interesante resumen de Universia Knowledge@Wharton, la genial Bonilista, Smartbrief… pero esos cuatro de arriba serían claramente los más destacados y los que reviso con gran interés a diario.

 

  • Periódicos – medios digitales:

    • El Mundo: Estoy suscrito desde hace unos años a la edición en Orbyt (podía haber sido igualmente a El País pero El Mundo fue el primero en ofrecer una oferta realmente interesante en cuanto a precio)  Tras revisar las fuentes vía email y las redes sociales suele ser lo primero que veo en las mañanas, eso sí una lectura general y rápida, no más de 20 minutos.
    • El Español: Como he comentado antes soy suscriptor, espero que con el lanzamiento de La Edición en la aplicación para tabletas y móviles sea lectura obligada a primerísima hora de la mañana como lo es ahora El Mundo (ya veremos si complementaria o sustitutiva…)
    • Webs de medios de comunicación: Además de aquellos a los que estoy suscrito hay una serie de medios que suelo revisar todas las mañanas, generalmente ya en algún descanso en medio otras tareas laborales, Tribuna de Salamanca, Salamanca 24 Horas, El Mundo (web), El País, Eldiario.es

 

  • Redes sociales:

    • A diario, tras leer el correo –salvo que tenga que afrontar alguna tarea complicada y/o urgente que entonces es lo primero en la mañana porque es cuando soy claramente más productivo– lo segundo que suelo revisar es mi Facebook personal y es raro, gracias a los amigos interesantes que comparten cuestiones relevantes también para mi, que no encuentre todas las mañanas algo que llame poderosamente mi atención.
    • Twitter: Debo reconocer que aunque tengo organizadas varias listas en todas las cuentas que manejo no es una fuente primaria para encontrar información pero en ocasiones si reviso los timelines de determinadas personas o instituciones o lo uso para realizar búsquedas concretas. También me parece especialmente interesante para seguir en directo eventos –como una noche electoral, por ejemplo–.
    • Linkedin: Algo similar a Twitter, sigo varios grupos interesantes pero no es una fuente que consulte a diario ni con gran periodicidad.

 

  • Revistas

    •  The Economist: Hay que tener en cuenta su marcada ideología liberal -no sólo en lo económico- (que es algo que no ocultan y que orienta algunas posiciones editoriales) pero más allá de eso, todos los medios tienen una serie de “condicionantes” que deberíamos conocer, me parece una revista extraordinaria, ojalá existiera en español algo remotamente parecido. Si te puedes permitir la suscripción, que no es barata, no te lo pienses. Gracias a Internet si sabes buscar puedes encontrar información de similar calidad repartida por muchísimas fuentes y webs pero si andas escaso de tiempo, como en general lo estamos todos, es una opción excelente. Sin duda uno de esos medios que marca la diferencia entre quienes lo leen y los que no, un claro exponente de cómo la brecha del conocimiento y del acceso a información de gran calidad (lo cual no quita que sus redactores también se equivoquen y haya habido grandes errores) es muy importante para el desarrollo profesional y vital de un individuo. Estoy convencido de que si muchas personas “corrientes” tuvieran acceso a información de este nivel sobre tendencias económicas, previsiones de futuro, funcionamiento de determinadas industrias… sus decisiones cotidianas serían en muchas ocasiones muy diferentes.
    • Magzter: Por unas pocas decenas de euros puedes tener suscripción a miles de revistas de todo el mundo. La oferta en castellano en la “tarifa plana” es aún limitada pero hay varias publicaciones interesantes. Muy recomendable ya que puedes acceder a revistas “profesionales de primer nivel” como la Columbia Journalism Review, Inc, Forbes… hasta a revistas temáticas como algunas de mis favoritas: Filosofía Hoy, Tribuna de Astronomía o Hobby Consolas. Existen otros kioscos digitales similares pero a mi me convenció la variedad existente y que tuviera acceso por el precio de una o dos suscripciones tradicionales a un gran abanico de publicaciones interesantes.

 

  • Aplicaciones:

    • Zite: Uso también otras similares como Flipboard (que de hecho compró Zite, aunque de momento siguen coexistiendo las dos apps), pero para mi los algoritmos de recomendación de Zite después de años con ella indicándole qué me interesa funcionan de forma excelente. También es difícil no encontrar 2 ó 3 historias potentes entre sus 20 “noticias” más relevantes del momento.
    • Blinkist: La meto en la categoría de Apps pero también tiene una potente versión web. Blinkist pone a tu disposición (en inglés como muchas de las fuentes del listado, aunque no lo haya comentado) buenos resúmenes de los mejores libros de no ficción en una lista enorme que se actualiza con varias decenas todos los meses. Una maravilla para descubrir nuevas ideas poderosas en tan sólo 15 ó 20 minutos de lectura. Para mi especialmente recomendable. Se puede sincronizar con Evernote para guardar tus subrayados de los libros y tener bien organizada esa información encontrada.

 

Y para el final he dejado lo que posiblemente sea lo más interesante que es la recopilación de centenares de fuentes organizadas en distintas categorías y procesadas vía RSS, tras el cierre de Google Reader, con Feedly en tres cuentas diferentes (habría además otra dedicada a la Comunicación y el Marketing Político, que voy a excluir del recopilatorio por ser excesivamente especializada) A continuación os pongo, porque sería imposible de otra forma, sólo una mínima representación de sitios interesantes de cada categoría:

 

 

 

Espero que esta dieta muy personal pueda descubriros platos apetitosos. Bon appétit.

 

NOTA: No lo he comentado en el artículo propiamente pero el coste (inversión) de esta dieta estaría, por varias fuentes o servicios que sí son de pago, en torno a los 600 euros anuales y, obviamente, consumirla completa a diario o semanalmente requiere de una gran inversión en tiempo, pero para mi labor como consultor estratégico creo que es imprescindible y son muy rentables, incluso en términos estrictamente económicos directos, las varias horas diarias que dedico a “comer bien”.

 

NOTA 2: Se aceptan encantado sugerencias de nuevas recetas interesantes (por mail, redes sociales, comentarios…) 

Ilustración, Sapere aude!

La Ilustración es la salida del hombre de su autoculpable minoría de edad. La minoría de edad significa la incapacidad de servirse de su propio entendimiento sin la guía de otro. Uno mismo es culpable de esta minoría de edad cuando la causa de ella no reside en la carencia de entendimiento, sino en la falta de decisión y valor para servirse por sí mismo de él sin la guía de otro. Sapere aude!  [¡Atrévete a saber!] ¡Ten valor de servirte de tu propio entendimiento!, he aquí el lema de la Ilustración.

La pereza y la cobardía son las causas de que una gran parte de los hombres permanezca, gustosamente, en minoría de edad a lo largo de la vida, a pesar de que hace ya tiempo la naturaleza los liberó de dirección ajena; y por eso es tan fácil para otros el erigirse en sus tutores. ¡Es tan cómodo ser menor de edad! Si tengo un libro que piensa por mí, un director espiritual que reemplaza mi conciencia moral, un médico que me prescribe la dieta, etc., entonces no necesito esforzarme. Si puedo pagar, no tengo necesidad de pensar; otros asumirán por mí tan fastidiosa tarea. Aquellos tutores que tan bondadosamente han tomado sobre sí la tarea de supervisión se encargan ya de que el paso hacia la mayoría de edad, además de ser difícil, sea considerado peligroso por la gran mayoría de los hombres [. . .]

Por tanto, es difícil para todo individuo lograr salir de esa minoría de edad, casi convertida ya en naturaleza suya. Incluso le ha tomado afición y se siente realmente incapaz de valerse de su propio entendimiento, porque nunca se le ha dejado hacer dicho ensayo.[. . .] Por eso, pocos son los que, por esfuerzo del propio espíritu, han conseguido salir de esa minoría de edad y proseguir, sin embargo, con paso seguro.

Pero, en cambio, es posible que el público se ilustre a sí mismo, algo que es casi inevitable si se le deja en libertad.

 

¿Qué es la Ilustración?  Immanuel Kant