5 cuestiones que he aprendido al montar una «empresa» – Consejos personales para emprendedores

El blog ha estado escasamente activo en este último mes y medio, algunos lectores habituales ya me han tirado cariñosamente de las orejas, la razón no es otra que el cambio de status profesional en el que estaba inmerso, tal y como he reflejado brevemente en la sección quién soy y en Linkedin emprendo ahora una nueva etapa como consultor estratégico independiente y las últimas semanas han estado dedicadas fundamentalmente a «tareas burocráticas».tCuando empecé, hace ya casi un año a pensar en establecerme como autónomo y a dirigir la siguiente etapa profesional de mi vida se me ocurrió la idea (no especialmente original) de ir contando el proceso en varios posts, pero la verdad es que lo que es estrictamente el proceso (sobre negocios, marketing, posicionamiento, estrategías, planificación de vida etc podrían hacerse enciclopedias) es relativamente sencillo; aún así quiero aprovechar para dejar reflejadas aquí, desde mi punto de vista extrictamente personal, algunas cuestiones interesantes que he aprendido durante este tiempo respecto al «proceso» y que quizá puedan servir a cualquiera que se plantee este bonito reto en el futuro:

  1. Busca un buen gestor que te libere, en lo posible, de todo el «lío de papeles» de forma que puedas concentrar siempre tu tiempo en las tareas clave de mayor valor añadido. Por suerte, tras una serie de rápidas consultas, tuve la fortuna de encontrar a Luis de 360 asesores que me ha facilitado mucho el proceso burocrático y que además aporta valor en forma de consejos y experiencia sobre materias que uno conoce apenas de pasada.

  2.  Elegir un buen nombre para tu proyecto es importante pero es casi imposible así que ten mucha paciencia. Si visitas la web de la Oficina Española de Patentes y Marcas muy probablemente te darás cuenta de que los primeros 40 nombres que se te ocurrieron y te parecían superbrillantes para tu negocio están ya cogidos, algunos incluso en todos los epígrafes posibles… la solución, darle unas cuantas vueltas más y aceptar la realidad de que no vas a lograr el mejor nombre del universo para tu empresa. Debo decir eso sí que a mi me sirvió de mucho el realizar varios tests con diferentes grupos de amigos y colegas a traves de formularios de google docs para descartar aquellos nombres «impresionantes» que sólo uno entiende o testar la bondad de algunas ideas y si se identifican bien con aquello que pretendes hacer o transmitir. También me parece muy recomendable el siguiente libro: Merriam’s Guide to Naming que aporta algunos consejos y claves muy útiles para generar y elegir denominaciones.

  3. Si no eres un experto en diseño, mucho mejor que contrates a un profesional para que cree y desarrolle tu marca. Es un proceso que está aún en marcha, cuando esté terminado os lo mostraré en este blog con calma, pero a pesar de que por la dinámica de varios de los reducidos departamentos de comunicación en los que he trabajado he tenido que realizar en más de una ocasión tareas de diseño y hasta cierto punto si eres periodista algo estudias en la universidad al respecto –diseño de publicaciones, infografía, cultura visual…–, la diferencia con un buen profesional es abismal. Así que si quieres que tu marca luzca como se merece (luego habrá opiniones sobre si el concepto y su plasmación gustan más o menos) mi recomendación clara es que contrates a un buen profesional e inviertas dinero en la tarea.

  4.  Extrema las precauciones al trabajar con formularios y papeles oficiales. Tras varias horas peleandome con el sistema de acceso remoto del SEPE con mi dni-e finalmente logré enviar una documentación importante; pero con las prisas del tiempo perdido y el «cabreo» con el sistema que me había «expulsado» más de una decena de veces cuando sólo faltaba por completar el paso final, no presté toda la atención necesaria y me equivoqué al marcar una casilla; una equivocación que me podía haber costado miles de euros…  Afortunadamente pude subsanarlo presencialmente (excelentemente atendido además debo recalcar) al día siguiente, pero creo que me ha quedado muy claro que con estos temas incluso alguién generalmente muy cuidadoso como yo tiene que andar con mil ojos…

  5.  Terminar con los trámites y el papeleo es sólo el principio. Cuando por fin uno ve tras varias semanas que la mayor parte de los formularios –aún quedan bastantes cosas pendientes– han quedado atrás uno se da cuenta de que ahora comienza «lo bueno» y que tiene por delante el difícil reto de liderar su propio destino laboral (algo que se convertirá seguramente en la norma y no en la excepción en este siglo XXI). Yo he tenido la inmensa suerte lograda a través de años de trabajo y más trabajo de comenzar con clientes y proyectos, que seguramente, y más hoy con la situación económica existente, es lo más difícil, pero uno debe ser consciente de que comienza un marathon, no una carrera de 100 metros y de que es posible que el camino vaya cambiando casi a diario porque vivimos en un mundo vertiginoso, pero atreverse a afrontar el camino es ya una parte muy importante del trayecto, ahora toca empezar a recorrerlo dispuestos a aprender, a disfrutar y a equivocarnos. Esperemos que como el viaje a Ítaca sea largo, lleno de experiencias y de aventuras.

 

 

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Comparte

4 pensamientos sobre “5 cuestiones que he aprendido al montar una «empresa» – Consejos personales para emprendedores”

  1. Es curioso leer este post cuando te sientas a escribir el sumario del plan de negocio de mi propia empresa…. Agradezco los consejos, y animo !!!!

  2. Wonderful beat ! I would like to apprentice while you amend your website, how could i subscribe for a weblog site? The account aided me a appropriate deal. I were tiny bit familiar of this your broadcast provided shiny transparent concept dcadcgkkdbbe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.