Tres breves reflexiones sobre los políticos

Hace unos días, en un interesante curso sobre Coaching que estaba realizando, salió en la conversación el tema de la política y los políticos, nuestros políticos españoles para ser más exactos. Supongo que ya os podéis imaginar la mayoría de comentarios al respecto así que no voy a hacer sangre recordándolas aquí.

Niccolò Caranti / Art Photos / CC BY-NC
A raíz de esto y como consecuencia de haber podido conocer personalmente y en algunos casos con cierta profundidad a varias decenas de políticos de más de veinte nacionalidades (desde jóvenes que están iniciándose a ministros, alcaldes y otros con importantes responsabilidades) por mi breve época como periodista y, sobre todo, por mi trabajo en el Máster en Asesoramiento de Imagen y Consultoría Política, MAICOP, me gustaría compartir al respecto algunas reflexiones.

1. Los políticos son personas, como nosotros. Ni mejores ni peores. Es una lástima pero mis esperanzas juveniles de que aquellos que rigen los destinos de un país, región o ciudad eran individuos especialmente capaces y preparados simplemente no es cierta. Hay claras excepciones de personas con enormes capacidades, por supuesto, pero no es, lamentablemente, la norma. Y puesto que son personas como nosotros están sujetas a nuestros mismos fallos y a las mismas debilidades. Aunque nos cueste reconocerlo creo que muchos de los ciudadanos adoptaríamos (quizá gradualmente pero de forma adaptativa bastante natural) actitudes y comportamientos similares –cada uno también en función de su firmeza ética personal, algo cada vez más devaluado– si estuviéramos sometidos al mismo sistema. Si de verdad, de una manera profunda y permanente, queremos cambiar la política y a los políticos habría que pensar en mejorarnos a nosotros, las personas, a través de la Educación –algo que parece que no va precisamente a mejor en nuestro país (pero eso es una larga historia que daría para varios posts…) —

2. Los políticos NO son todos iguales. Es posible que un buen número de los que están actualmente en política lo estén por interés, comodidad, costumbre, tradición familiar o incluso por no saber hacer otra cosa, pero en muchos existe — cuando menos inicialmente– una firme voluntad de servicio público y de compromiso con los ciudadanos. El ejemplo más claro y palpable que me he encontrado y que, al menos para mi, no deja ningún lugar a dudas, es el de aquellos políticos que se juegan la vida simplemente por el hecho de serlo como muchos en el País Vasco o en países donde ser político no es precisamente un privilegio sino una pesada carga que puede hacer tu vida mucho más difícil.

3. Si los políticos son en general personas comunes y corrientes ¿Qué falla para qué la política esté como está en España? El sistema, en especial el sistema interno de los propios partidos. Es muy triste ver a muchos excelentes jóvenes políticos con inmensa vocación de servicio y grandes capacidades quedarse enmarañados en la burocracia servilista de muchos partidos e incluso abandonar la política, con minúsculas, por no poder hacer Política, con mayúsculas . En España, en especial, el bipartidismo y sus estructuras internas, no apoyan –en general– la promoción por mérito de las personas sino la lucha fratricida basada en amistades, contactos y seguidismo.

Lamentablemente la estructura de los partidos “tradicionales” expulsa a muchos de los mejores del sistema y deja llegar a los más altos puestos a aquellos que son buenos en esa “pelea” diaria, pero que no necesariamente son los más preparados, ni los mejores gestores, ni los más éticos. Ésta misma estructura interna es la que aleja también de la política a profesionales de éxito que se plantean dedicar una parte de su carrera a servir a sus conciudadanos pero que no quieren pasar años revolcándose por el lodo luchando contra las propias estructuras de los partidos que privilegian, sin embargo, a aquellos que durante toda su vida no han hecho otra cosa que “política” dentro de las sedes y que no han tenido la posibilidad de ejercer una profesión y conocer el mundo desde fuera.

Si queremos regenerar la política en España, además de mejorar drásticamente nuestra educación, pienso que es muy necesario abrir y democratizar los partidos políticos y también intentar mejorar nuestra joven democracia permitiendo listas abiertas, un sistema electoral más justo y representativo y aprovechar todas las posibilidades de las nuevas tecnologías y el e-goverment para dar voz a la sociedad en su conjunto y hacerla partícipe de la política, de una nueva política.

Tres razones para crear fernandonieto.es

¡Bienvenidos todos a este blog!

Uno de los principales propósitos al plantearme este nuevo espacio es el de ser breve (aunque soy plenamente consciente de que muchas veces los matices son los que marcan la diferencia y nos acercan a la verdad y soy bastante dado a expresarlos pormenorizadamente — vaya este inciso como ejemplo–) así que voy a intentar ser lo más conciso y claro posible en este blog y en esta primera entrada (dónde creo que me voy a extender más de lo que querría a priori) resumiros en tres breves historias el porqué de este blog, además del principal que nace de la reflexión que tenéis en la parte superior derecha:  “El conocimiento es uno de los pocos bienes que más crece cuanto más se comparte”

1. En abril de 2005, hace ahora ocho años, comencé un pequeño blog personal (mi segunda incursión en este formato tras un breve experimento en 2003 con propósitos de investigación académica), El contemplador azul.  Durante mucho tiempo fue, aunque sin demasiada asiduidad, un espacio personal importante (para mi) donde registrar ideas o contenidos interesantes. Después, la llegada de las redes sociales y, sobre todo, las múltiples obligaciones profesionales relacionadas por mis trabajos con Internet (más de 20 nuevos blogs y webs creados en los últimos años) hicieron que poco a poco, por saturación del medio, fuera abandonando ese espacio. Hoy, ocho años después, con el mismo espíritu de crear un sencillo espacio personal y con la firme intención de compartir surge este nuevo blog.

2. Por motivos de trabajo y por auténtica adicción informativa fruto, supongo, de cierta deformación profesional periodística, devoro ingentes cantidades de información todos los días. Aprovechando las posibilidades de herramientas –pronto espero hacer un post al respecto– como el RSS (antes con Google Reader, ahora Feedly) Flipboard, Stumbleupon, Zite, Evernote… centenares de noticias y artículos, de decenas y decenas de fuentes, pasan cada día ante mi mirada. Buena parte de esta información y conocimiento la vierto a través de mis perfiles en las redes sociales, pero a raíz de un curso realizado recientemente me he dado cuenta de que hay mucha gente para la que algunas de esas informaciones podrían ser valiosas y que no tienen acceso a estas herramientas ni están familiarizados con el uso habitual de redes sociales. Además, muchas de esas informaciones u opiniones necesitan ser contextualizadas y puestas en relación por alguien que tenga ciertos conocimientos sobre el tema o que pueda haber conocido otras fuentes o visiones sobre un determinado asunto. Esta será una de las cuestiones que trataré de tener muy en cuenta en este proyecto. Tengo la certeza que además de que puedan ser útiles para otros, el llevar a cabo su recopilación, puesta en contexto y reflexión sobre este conocimiento me ayudará enormemente a interiorizar sus contenidos y a aprehenderlos en toda su magnitud.

3. Como comentaba anteriormente, en los últimos años he realizado numerosos proyectos de webs y blogs, pero siempre con Joomla o Blogger como tecnología de base. Como una de mis principales características es que me encanta aprender, tenía muchas ganas de experimentar con WordPress para ver si hacía honor a todo lo que profesionales especializados en el diseño y creación de páginas web me comentaban. Así pues, y ya que no me parecía lógico aprender a manejarlo en un proyecto profesional, este nuevo blog es una oportunidad única para poder experimentar con esta plataforma. Aún estoy aprendiendo muchas cosas, pero la experiencia está siendo muy enriquecedora y la primera impresión muy positiva.

Así pues, resumiendo, este blog surge como continuación de un proyecto personal aunque con un enfoque diferente, fruto, supongo, del cambio de perspectiva que trae la edad y la experiencia, con el propósito de tratar de acercar al público “general” algunas de las maravillas cotidianas de la red y para experimentar con una nueva plataforma informática.

Aunque sobre todo la intención última de este blog es conversar, aprender y compartir.

PD. Uno de mis campos de especialización en los últimos años es el de la marca personal (De hecho mi trabajo final del MBA giró sobre este tema y pronto espero poder daros una agradable sorpresa al respecto) según esto debería haber transformado este web-blog en un escaparate virtual centrado sobre uno o muy pocos temas concretos. Sin embargo, he decidido no hacerlo así porque creo que es imposible separar a la persona y sus intereses amplios de su perfil estrictamente profesional –al menos en mi caso me resulta muy complicado ese enfoque– y porque tengp la profunda y firme convicción de que si bien en el siglo XXI estamos en una época de hiperespecialización ante la abundancia enorme de conocimiento que vamos generando, los auténticos avances en el conocimiento y el hacer humano surgen precisamente en los bordes de colisión entre distintos campos; son los enfoques multidisciplinares, el conocimiento compartido y distribuido y el trabajo de grupos basados en la diversidad los que de manera más poderosa conducen el avance y desarrollo de la humanidad.

Así pues, en este blog habrá muchas cuestiones relacionadas con mis conocimientos, prácticas y experiencias profesionales en el campo de Internet, el marketing online, la comunicación, el periodismo, la política… pero también habrá, seguro, entradas relacionadas con ciencia, arte, historia, deportes, literatura … porque el mundo es cada vez más global e interdisciplinar y también las personas.